Suscribete y no te pierdas nada

Reseña: El Niño del Pijama de Rayas




Titulo: El Niño del Pijama de Rayas
Autor: John Boyne
Género: Drama
Nº Páginas: 217
Editorial: Salamandra


Valoración:


Sinópsis:
En Berlín, 1942, Bruno tiene 9 años, y desconoce totalmente el significado del holocausto y no es consciente de las pavorosas crueldades que su país está inflingiendo a los pueblos europeos. Todo lo que sabe es que su padre ha ascendido en su trabajo y que ha pasado a vivir en una confortable casa de las afueras de Berlín. Este lugar se encuentra muy aislado de la sociedad, por lo tanto, no hay mucho que hacer o con quien jugar. Pero todo cambia un día en el que conoce a Shmuel, un chico que vive extrañamente al otro lado de un alambre por el cual no se puede pasar y que, como todos los que viven allí, viste un uniforme muy singular parecido a un pijama de rayas. La amistad de Bruno con Shmuel, marcará el fin de su inocencia infantil, debido a que los encuentros secretos entre éstos dos desembocará en una relación que traerá consecuencias, tanto asombrosas como devastadoras.

Opinión:

Este libro lo tuve que leer cuando estaba en el instituto. La verdad es que la temática de cuando el Holocausto no me convence, es un tema que no me gusta realmente, pero la verdad es que como este libro esta hecho desde el punto de vista de Bruno, un niño de 9 años y  me ha gustado bastante, ya que es tan inocente que no sabe lo que ocurre a su alrededor.

Cuando le dicen que se tiene que ir de su casa para ir a otra lejos de sus amigos se pone muy triste, ya que ellos son sus mejores amigos para toda la vida. Pero al final acaba yendo a la nueva casa, que no le gusta porque es de colores apagados y no hay ninguna casa mas cerca, ni niños con los que jugar. Con el paso de los días ya ha investigado toda la casa y descubre que hay una especie de granja a lo lejos que se ve desde la ventana de su hermana Gretel.

Un día decide salir a explorar en el jardín de detrás de la casa, encuentra una verja de alambre y la comienza a seguir. Caminando se encuentra a un niño sentado al otro lado de la valla, y decide hablar con el. Con el tiempo se hacen amigos y cada día le lleva comida de su casa para que Shmuel pueda comer algo y de ahí surge una amistad.


La verdad es que es un libro que recomiendo muchísimo, ya que es un punto de vista que no siempre lo tenemos todos presente, es un libro que puede leer cualquier persona y te incluye en la historia, ya que cuando el personaje esta triste te entristece y cuando se ríe, te alegras tu también. Además me gusta mucho más el libro que la película ya que en el final de la historia, en la película solo se ve que el padre deduce lo que ha ocurrido y se acaba , pero en el libro se ve como le afecta y lo que le sucede.

Lo recomiendo encarecidamente.

2 comentarios:

  1. Me gustó mucho este libro y también la pelicula.creo que has mezclado un poco de ambas porque el final del libro no es como lo has explicado.
    De todas formas una muy buena reseña. Sigue asi guapisima

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión, este es un libro que debería leer todo el mundo. La historia es preciosa y por increíble que parezca, la película transmite muy bien el mensaje del libro. Muchas gracias por la reseña, un saludo :)

    ResponderEliminar