Suscribete y no te pierdas nada

Reseña: Kentukis


Titulo: Kentukis
Autora: Samanta Schweblin
Género: Narrativa
Nº Páginas: 224
Editorial: Literatura Random House
Valoración:

Sinópsis:

Casi siempre comienza en los hogares. Ya se registran miles de casos en Vancouver, Hong Kong, Tel Aviv, Barcelona, Oaxaca... y se está propagando rápidamente a todos los rincones del mundo. No son mascotas, ni fantasmas, ni robots. Son ciudadanos reales, y el problema -se dice en las noticias y se comparte en las redes- es que una persona que vive en Berlín no debería poder pasearse libremente por el living de alguien que vive en Sídney, ni una persona que vive en Bangkok desayunar junto a tus hijos en tu departamento de Buenos Aires. En especial cuando esas personas que dejamos entrar a casa son completamente anónimas.

Los personajes de esta novela encarnan el costado más real -y a la vez imprevisible- de la compleja relación que tenemos con la tecnología, renovando la noción del vouyerismo y exponiendo al lector a los límites del prejuicio, el cuidado de los otros, la intimidad, el deseo y las buenas intenciones. Kentukis es una novela deslumbrante que potencia su sentido mucho más allá de la atracción que genera desde sus páginas. Una idea insólita y oscura, tan sensata en sus reflejos que, una vez que se entra en ella, ya no se puede salir.
Opinión Personal:

Hoy os quiero dar mi opinión sobre este libro.

No os voy a mentir, esta genial, te engancha de tal forma que no puedes dejar de leer.

La autora nos presenta un futuro no muy lejano en el que estos "muñecos" aparecen en el mercado para ocupar el espacio de las mascotas tradicionales.
Existen dos tipos de Kentukis: el muñeco y quien observa (desde vete tu a saber donde) a su dueño.
En el libro vamos a meternos en las vidas de muchas personas, quizás mas de lo de debieramos, algunos "son" kentukis y otros "tienen" kentukis.

Descubriremos como los kentukis generan una dependencia casi enfermiza en quienes los poseen, ya que si no se recargan perderan la conexión y no podrán volver a conectarse con nadie, ya que el kentuki solo tiene una "vida".

Vamos a conocer las vidas de mucha gente, como afecta el que alguien este observando a otros, como esas personas que "son" kentukis quieren más de sus amos o quieren ser libres (si es que es posible), como los amos buscan la manera de comunicarse con esas personas que están detras de esa apariencia adorable que le da el kentuki.

¿Conseguirá SnowDragon tocar la nieve y volver para contarselo a los otros kentukis?

¿Y tu, que prefieres, ser o tener un kentuki?

No hay comentarios:

Publicar un comentario